También

Ciclamen: cuidándolo en casa, crecimiento y reproducción


El ciclamen es una planta de interior con flores de la familia Primrose. El período de floración del persa cae en invierno y el europeo en primavera y verano.

Contenido

  • Descripción de la planta
  • Condiciones de crecimiento
  • Cuidado correcto
  • Reproducción de ciclamen
  • Plagas de plantas

Descripción de la planta

El ciclamen es una cultura de interior popular con una raíz tuberosa. Tiene hojas de raíz en forma de corazón con un patrón plateado, que se encuentran en pecíolos largos. Las flores en su forma se parecen a las mariposas, sus pétalos están doblados hacia atrás y puntiagudos. Dependiendo de la variedad, los bordes de los pétalos pueden tener flecos o incluso. El color de las flores puede ser muy diverso, desde el blanco hasta el burdeos intenso.

Con el cuidado adecuado, el período de floración del ciclamen dura aproximadamente 3 meses. El tubérculo de esta planta tiene una forma aplanada, su diámetro es de unos 15 cm. Tiene un solo punto de crecimiento, si se daña la planta seguramente morirá.

Condiciones de crecimiento

El ciclamen a menudo se considera una planta muy exigente y caprichosa, pero este no es el caso en absoluto. Esta cultura no es del todo caprichosa y no requiere ningún cuidado especial o condiciones de crecimiento.

Es mejor colocar la maceta de ciclamen en un lugar con iluminación brillante pero difusa. Para esto, las ventanas de la exposición este u oeste son las más adecuadas. En verano, la maceta de ciclamen se puede colocar en la ventana norte, donde estará protegida de manera confiable de la luz solar directa.

En invierno, se considera que la temperatura óptima para el ciclamen está en el rango de + 12-14 ° C. La planta reacciona negativamente a tasas más altas. ¡Consejo! Para reducir el efecto negativo de las altas temperaturas en el ciclamen, debe rociarse diariamente con agua fría. En este caso, debe asegurarse de que no caiga sobre el punto de crecimiento y las flores.

Un sustrato suelto con una reacción ligeramente ácida es adecuado para el cultivo de ciclamen. Puede estar compuesto por 3 partes de humus de hoja, 1 parte de turba, 1 parte de arena. También puede utilizar una imprimación de flores ya preparada.

Durante la temporada de crecimiento activo, que dura de septiembre a marzo en ciclamen, la planta debe regarse abundantemente. En este caso, lo mejor es utilizar riego de fondo, es decir, se coloca la maceta con la planta en una bandeja con agua. Allí se deja hasta que la capa superior del suelo se moje, después de lo cual se drena el exceso de humedad del palet.

Cuidado correcto

El cuidado del ciclamen no es nada difícil. Lo principal es cumplir con las siguientes reglas simples:

  1. Aunque esta cultura requiere condiciones frescas, reacciona negativamente a las corrientes de aire. Por lo tanto, no deben estar permitidos en la habitación donde se encuentra el ciclamen.
  2. Durante el período de crecimiento activo, la planta debe alimentarse. Para hacer esto, puede usar cualquier fertilizante complejo para plantas de interior. Debe diluirse de acuerdo con las instrucciones adjuntas.
  3. El ciclamen requiere una alta humedad del aire, por lo que el aire que lo rodea debe rociarse periódicamente.

Además, las flores descoloridas deben eliminarse constantemente de la planta. Si esto no se hace, las bases de los pedúnculos comienzan a pudrirse, lo que probablemente conducirá a la muerte de toda la planta. Además, los pedúnculos no deben cortarse ni sacarse, sino que deben torcerse con cuidado.

Período inactivo

Después del final de la floración, el ciclamen comienza un período de descanso y al comienzo del verano no quedan hojas en la planta. El amarilleo de las hojas es un signo del inicio de este período. Después de eso, el riego comienza a reducirse, reduciéndolo gradualmente al mínimo.

¡Atención! No se debe permitir que la tierra de la maceta se seque por completo, es necesario regarla de vez en cuando. Dado que las raíces de la planta no mueren, sino que permanecen vivas. Si se cumplen estas condiciones, a principios de agosto, el ciclamen se despierta y comienza a crecer nuevas hojas. Después de eso, el tubérculo debe trasplantarse a suelo fresco.

Reproducción de ciclamen

El ciclamen se puede propagar tanto vegetativamente, es decir, dividiendo el tubérculo, como por semillas. Cada uno de estos métodos tiene sus propias ventajas y desventajas.

Todos los secretos del cuidado del ciclamen en video:

División de tubérculos

Este método de propagación solo se puede utilizar en tubérculos adultos y grandes. El procedimiento en este caso es el siguiente:

  1. Enjuague el tubérculo de los residuos del suelo.
  2. Con un cuchillo afilado, córtelo en trozos, cada uno de los cuales debe tener un punto de crecimiento.
  3. Espolvorea las rodajas con polvo de carbón triturado.
  4. Seque el delenki durante varios días.
  5. Plante en el suelo, profundizando no más de dos tercios.

Al multiplicar dividiendo el tubérculo, las plantas con flores se pueden obtener ya en el mismo año.

Reproducción de semillas

El ciclamen también se puede propagar mediante la siembra de semillas. Para esto, en febrero, se preparan contenedores de semillas, que se llenan con tierra suelta y absorbente de humedad. Para aumentar el porcentaje de germinación de las semillas antes de la siembra, se pueden tratar con estimulantes del crecimiento. Por ejemplo, los siguientes medicamentos dan buenos resultados:

  • Epin
  • Circón
  • Brote
  • Heteroauxina

La profundidad de siembra no debe ser superior a 1 cm. Las semillas se pueden colocar en hileras o en cualquier orden, mientras que la distancia entre ellas debe ser de al menos 2 cm. Luego se cubren con una capa muy fina de tierra o se rocían ligeramente con arena.

Una vez finalizada la siembra, los contenedores se cubren con una película, preferiblemente oscura, y se colocan en un lugar cálido. La temperatura óptima para la germinación debe rondar los + 20 ° C. Si se cumplen todas estas condiciones, los primeros brotes se pueden ver en 50-60 días.

Pero estos términos son condicionales, por lo que existen variedades cuyas semillas pueden germinar hasta 5 meses. Al principio, las plántulas aún no tienen hojas, parecen pequeños guisantes con una raíz.

En este momento, es muy importante evitar que el suelo se seque. Inmediatamente después de la aparición de las primeras plántulas, los contenedores de semillas se mueven a un lugar bien iluminado. Después de un tiempo, aparecerá el primer par de hojas en las plantas jóvenes, después de lo cual será posible comenzar a recogerlas. Con el cuidado adecuado, las plantas cultivadas con semillas florecerán en 7-11 meses.

Plagas de plantas

Muy a menudo, los siguientes tipos de plagas se pueden encontrar en el ciclamen:

  • Áfido
  • Trips
  • Pizca

Áfido. Pequeños insectos que se alimentan de jugos vegetales. En la mayoría de los casos, las colonias de pulgones prefieren asentarse en brotes jóvenes y brotes de ciclamen. El primer signo de la aparición de esta plaga son las hojas retorcidas. Los insecticidas sistémicos se utilizan para matar pulgones.

Trips. Aparecen con mayor frecuencia a altas temperaturas del aire y baja humedad. Al igual que los pulgones, se alimentan de la savia de las plantas. Destruyen esta plaga con insecticidas. Ácaro ciclamen. Una plaga muy pequeña, casi microscópica que se instala en la parte posterior de las láminas de las hojas.

En la planta afectada, las hojas comienzan a enrollarse y los cogollos mueren sin tener tiempo de florecer. Destruyen la garrapata ciclamen con preparaciones insecticidas. Con la creación de condiciones de crecimiento adecuadas y el cuidado adecuado, el ciclamen puede florecer y desarrollarse activamente durante 10 años o más.


Ver el vídeo: Cuidado del Helecho . El Jardín De Lidl. Lidl España (Septiembre 2021).