También

Limpia la plancha


Limpia la plancha:




Para mantener nuestros objetos de hierro forjado, como sillas, mesas o macetas, siempre hermosos y brillantes, es bueno proceder periódicamente a una limpieza vigorosa. En primer lugar, limpiamos y lavamos los objetos, usando primero el agua, luego una lana muy fina empapada en aceite, para eliminar la suciedad o las escamas. Luego observamos la superficie del objeto. Si se ha visto afectado por el óxido, tendremos que colocar el objeto durante unas horas en agua, y luego proceder a limpiar los depósitos de óxido con un cepillo de latón, para eliminar todos los residuos de óxido. Más tarde podemos engrasar los artefactos, utilizando los productos especiales fácilmente disponibles en el mercado. Si con el tiempo notamos que el artefacto está particularmente dañado, además de limpiarlo, podemos cubrirlo con pinturas especiales, que permiten que la plancha permanezca expuesta a los elementos sin arruinarse.